jueves, diciembre 14, 2006

Una historia,tal vez,absurda

Cuando era una adolescente,llena de ilusiones,y de amores todavía intuídos,me gustaba mucho pasear por la playa.

Casi todos los días encontraba un hueco para mis momentos de ensoñaciones,y,casi todos los días,me cruzaba con un hombre,sólo,de aspecto un poco bohemio,con una mirada dulce y una sonrisa permanente bailándole en los labios.

A mí,el personaje me encantaba,paseaba toda la playa,invierno y verano,lloviese,o hiciese sol...al final de la playa se sentaba en una roca y miraba la mar....

Un día de Noche Buena,cuando me crucé con él,le sonreí y le dije "Feliz Navidad",él un poco sorpendido,supongo,me sonrió también y me contestó de igual modo.....

Hace ya años que cada vez que nos vemos,nos decimos "hola" sonriendo,jamás he cruzado otra palabra con él,no sé ni cómo se llama,pero me gusta encontrarle....

Esta historia puede parecer absurda,y,probablemente lo sea,pero para mí,cruzarme con una persona que parece haber llegado a la madurez,sin rabia,soñando mundos mejores,creyendo en utopías,con los pies en la tierra y la cabeza en la mar infinita...me gusta

7 comentarios:

MaleNa dijo...

Para nada idiota, a veces una mirada "un hola" nos acompaña siempre.

Y mas en nochebuena, hay conjuros en el aire.

Mi cariño dulce mujer.

Juan Carlos Morgado dijo...

Muchas veces nos saludamos con conocidos y suelen ser más desconocidos que aquel señor del hola

Humberto dijo...

Recordé un tema de Nino Bravo... Noelia.
El sabía al menos su nombre, pero jamás sintió de ella un hola.
Prefiero un hola, que puede ser más agradable que tantos saludos conocidos.
Buenas noches.

yole dijo...

Si este año lo vuelves a encontrar dile que otro marinero de tierra adentro también gusta del mismo mar...
Besos navegadores.

Anónimo dijo...

tu historia no es absurda, es esperanzadora y trae luz a mi vida.

el mar, siempre haciendo milagros más allá de nosotros mismos.

besos

Francisco dijo...

La vidas de esas grandes personas nos hacen pensar que es bonita.
saludos.
efe.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

ME GUSTÓ LA HISTORIA .
SOÑADORES PERSIGUIENDO UTOPÍAS Y CON LA MIRADA PUESTA EN EL HORIZONTE .
NO ESTÁ SOLO .

AMIGA

QUE LOS DÍAS A VENIR TE ENCUENTREN BIEN Y EN PAZ

ADAL